Mirjam Elburn

Mirjam Elburn (Alemania) se graduó en la Facultad de BB.AA. en la especialidad de pintura en 2009, donde además obtuvo su Master en Historia del Arte, Historia Moderna e Historia Económico-Social y cursó una master class con el artista Sigurd Rompza en 2009.

Desde entonces ha participado en numerosas exposiciones colectivas en Alemania, Italia, Holanda y Marruecos. Tras sendas exhibiciones individuales en su país en 2010, 2016 y 2017 tuvo también el privilegio de exponer individualmente en la Galeria L´Endroit Indiqué en Montreal (Canadá).

La decadencia – y de este modo el paso del tiempo – es el verdadero material de mi obra. Utilizo técnicas manuales antiguas, técnicas que toman su tiempo y conectan con el trabajo femenino, por ejemplo, la costura, para crear objetos efímeros con materiales encontrados, como pelo humano. Me interesan las historias y las experiencias detrás de esos materiales – el cambio constante, la naturaleza impredecible. Me pongo en contacto con las imágenes y las historias de estos materiales deconstruyéndolos y creando nuevas uniones mediante técnicas variadas.

Aquí presento parte de una instalación que exhibiré en la exposición de nominados al Prix d´Art de Luxemburgo el próximo mes de noviembre. La cortina de pelo humano es parte de la instalación Third skin (behind closed curtains). Estará compuesta por cinco cortinas de fieltro junto a fotografías Polaroid de camas vacías. Normalmente, una cortina crea un espacio privado, sin embargo, al incluir cabello humano en el proceso con el fieltro, el material se transforma y se convierte en algo corporal. El pelo penetra la tela blanca y transparente de manera que los materiales se unen inocentemente. Lo que cambia no es sólo la apariencia física de la superficie; la unión del pelo con la tela relaciona el recuerdo de lo animal en lo humano mismo.

Para Luna de Agosto he sustituido las polaroids de camas vacías por fotos digitales en blanco y negro mostrando manos de mujeres en movimiento conectadas con su oficio. La serie Manos de Mujer ha sido realizada en Castilblanco de los Arroyos, con mujeres del pueblo y de la residencia. La pequeña escultura Melting point representa la figura de María Magdalena – la pecadora que limpió los pies de Jesús con su pelo. Ella es el símbolo de dos extremos: la puta y la virgen bendecida. En el contexto de la exposición también funciona como punto de encuentro entre mi trabajo y la obra de Laura Galeotti (pelo y arcilla).

dav

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.